Portada

Portada

lunes, 11 de octubre de 2010

El Urbanismo Necesario (1)

Uno de los grandes déficits históricos de nuestro municipio ha sido una adecuada gestión del urbanismo. No es momento de entrar a hacer repaso de errores históricos y no es necesario hacerlo porque si algo tiene, de bueno o de malo, el urbanismo es que error que se comete, error que se sigue viendo un buen puñado de años.

Es más bien momento de plantearse cuales son los retos a los que nos enfrentamos, es momento de saber que queremos hacer de nuestro pueblo, saber si hemos aprendido, saber si estamos dispuestos. Desde luego, esto último es lo más difícil.

Varios son, a mi entender, los temas que no podemos dejar de arreglar con el Plan que tenemos en tramitación.

Una adecuada regulación de las formas de construir, es muy importante para un municipio tener un plan que defina y regule de manera precisa cual ha de ser la estética de nuestras viviendas, que haga que tengamos barrios coherentes y con continuidad; una vez definido ese plan hay que ser consecuente con él y aplicarlo con rigor. Nuestras normas actuales ya definen bastante bien estos temas, sin embargo, quienes gobernaron tras su aprobación no las hicieron suyas con lo que su aplicación ha dejado mucho que desear. Es de remarcar que las normas actuales se redactan bajo gobierno del PSOE pero se aprobaron en el primer año de gobierno del PP y éste las aprobó más por terminar un trámite ya iniciado que por convencimiento de su idoneidad, de ahí que nunca hayan puesto interés en su aplicación efectiva. A mi entender se ha hecho bastante daño a este pueblo con, por decirlo demasiado suave, “dejar rienda suelta a la creatividad vecinal”, permitiendo que cada uno hiciera su casa a su manera. Tenemos que concienciarnos de que frente al argumento de “mi casa es mía y la hago como quiero” está el de “el paisaje urbano es de todos y lo definimos entre todos”

Necesitamos un plan que dé continuidad a la trama urbana, lejos quedan ya los tiempos en los que se cortaban las calles construyendo un edificio municipal para así evitar que hubiera alternativas a la calle principal como vía de comunicación. Estas actuaciones vienen de una visión cateta y corta según la cual obligando a todo el mundo a pasar por la calle principal se genera que los negocios en ella ubicados ganen más dinero. Esta política tuvo como consecuencia atascos continuos, ruido, cabreos y que Lanjarón tomara una fama en el mundo del turismo de pueblo infernal al que no se podía venir a descansar.

Por suerte, hoy, con la construcción de la Variante, quien pasa por Lanjarón para ir a cualquier otro pueblo de la Alpujarra lo hace sin molestarnos y sin soportar nuestras molestias. ¿Cuantos vecinos de la Alpujarra nos han acompañado en nuestros entierros? ¿Cuántos han llegado tarde porque nosotros teníamos procesión o fiestas o cualquier otro evento?

Con motivo del debate en el Pleno del Ayuntamiento sobre la rehabilitación de la avenida, el todavía portavoz de la oposición defendió que si  no hay gente de paso los negocios no funcionan. Mi visión es diametralmente opuesta. Pienso que si tenemos una calle ordenada, tranquila, con jardineras y macetas, un lugar paseable y confortable; serán muchas más las personas que querrán estar con nosotros, y será mayor el tiempo que estas personas deseen estar en Lanjarón. Además en una calle así se pueden organizar eventos y acontecimientos como la Feria de las Tres Culturas o la Feria de la Miel que son atractivos turísticos de primer orden para nuestro municipio.

Con el objetivo de dar continuidad a la trama urbana, de conseguir que haya más alternativas para circular se han abierto en los últimos años diversas calles como la Calle Cruces o la Calle Cervantes. El objetivo es que cada vecino, para llegar a su casa, tenga varias opciones, que no tenga que pasar necesariamente por la calle principal. Nuestro pueblo necesita movilidad.

Una necesidad imperiosa de nuestro urbanismo es una adecuada gestión del uso de nuestro suelo rústico. Pero creo que este tema merece un apartado solo para sí. A ello dedicaré: El urbanismo necesario (2).


Para invitaros a reflexionar sobre el tema, os regalo una foto aérea con una vista general de nuestro Término Municipal.




Publicar un comentario