Portada

Portada

jueves, 24 de febrero de 2011

Discurso ante el Presidente Griñán.

Para todos aquellos que no pudisteis asistir, a continuación podéis leer el discurso que pronuncié ante el Presidente de la Junta de Andalucía, Jose Antonio Griñán, en el acto de homenaje a los acequieros de Sierra Nevada celebrado en la Sala de Fiestas del Balneario de Lanjarón

"Señor Presidente de la Junta de Andalucía, Señor Consejero de Medioambiente, Responsables del Espacio Protegido de Sierra Nevada, Alcaldes, Alcaldesas, Concejales, Concejalas, amigos y amigas.

Bienvenidos a Lanjarón y gracias por elegir nuestro pueblo para rendir este merecido homenaje a los acequieros de Sierra Nevada. Sierra Nevada es un Espacio Protegido único, diferente a la gran mayoría. Sierra Nevada es un Espacio Protegido por sus valores naturales, que son muchos y diversos, pero también lo es por la relación ejemplar entre el ser humano y la naturaleza, una relación que nos ha permitido generar un medio de vida a lo largo de la historia, que en lugar de ser depredador del medio ambiente, lo ha ido enriqueciendo. Desde los primeros pobladores, los habitantes de Sierra Nevada hemos tenido que trabajar duro. Nosotros, señor Presidente, señor Consejero, no hemos trabajado para doblegar a la naturaleza, no hemos trabajado contra ella, hemos trabajado con ella, moldeándola, mejorándola, y también, por supuesto, adaptándonos nosotros a ella.

Uno de los más claros ejemplos de esto, son nuestras acequias, arterias de la vida que corren por nuestras laderas, acequias que no solo sirven para llevar el agua a kilómetros de distancia para hacer cultivables y fértiles terrenos lejanos, sino que además, van dejando vida allá por donde pasan. Las acequias de Sierra Nevada van dejando escapar una pequeña parte del agua que transportan para alimentar los ecosistemas que encuentran a su paso y, como no, para alimentar y recargar los acuíferos que manan, en las partes bajas de la montaña, cuando llega el verano.

En torno a las acequias, hemos construido nuestra existencia, nuestra vida y la de nuestros ecosistemas, en torno a las acequias hemos construido una relación especial y sostenible con el agua, y todo ello no habría sido posible sin el trabajo y la dedicación de las personas que hoy homenajeamos y de muchas otras que les precedieron en este trabajo, los acequieros. Personas encargadas de velar por el buen uso del agua, por el buen estado y mantenimiento de las acequias y también, en muchos casos, por la convivencia pacífica de los vecinos, teniendo, para esto último, como gran instrumento, las ordenanzas del uso del Agua.

Homenajear a quien ha trabajado, evidentemente sirve de reconocimiento, es un acto de justicia, pero no se ha de quedar ahí, ha de servir de ejemplo, ha de ser un acontecimiento motivador para quienes ahora nos toca trabajar por mejorar esta tierra, por ampliar la herencia recibida.

Si hay un lugar donde la relación del ser humano con el agua es especial, si hay un lugar en el que su nombre llega a ser casi sinónimo de agua, ese lugar es Lanjarón.

Señor Presidente, en Lanjarón el agua no está solo presente en la naturaleza y en la agricultura, está presente en su turismo, con un Balneario, cuyas instalaciones nos acogen hoy, que es pionero, dinámico e innovador, y que es una de las fuentes de riqueza más importantes de nuestra localidad. El agua está presente en nuestra industria, con una Planta Embotelladora que es tecnológicamente puntera a nivel europeo, Lanjarón ha hecho su vida en torno al agua. Lanjarón es, como digo, sinónimo de agua.

De todo ello es consciente este pueblo y su comarca, La Alpujarra, somos conscientes de la gran herencia recibida y por ello ponemos lo mejor de nosotros mismos para desarrollar proyectos que la mejoren, respetando nuestra idiosincrasia, respetando nuestro medioambiente, respetando nuestro paisaje, respetándonos a nosotros mismos.
Trabajamos día tras día por mejorar nuestra oferta turística, ejemplo de ello son los proyectos de hoteles de cuatro estrellas para los que se ha pedido financiación a la Iniciativa de Turismo sostenible de Villas Termales, la construcción del Museo de la Miel y, como no, la construcción del Museo del Agua. Trabajamos por mejorar nuestro turismo, con estos grandes proyectos, pero también con otros más pequeños, como la rehabilitación de senderos y la puesta en valor de las propias acequias; pero sobre todo, trabajamos por mejorar nuestro turismo, con el esfuerzo, continuo y constante, de todos y cada uno de nuestros profesionales, de trabajadores y empresarios, por mejorar día a día hasta en el más mínimo de los detalles.

Sabemos que esta tierra tiene más potencialidades, que podemos generar una agricultura ecológica que a su vez mejore la ya de por sí pujante industria agroalimentaria de la comarca, sabemos que, para trabajar esta tierra y vivir en ella, hemos generado a lo largo de los siglos una artesanía que gana valor con el paso del tiempo, sabemos, que estos sectores pueden ser generadores de riqueza y empleo, pero necesitamos lugares idóneos donde ubicar estas actividades. No puedo dejar pasar la ocasión de su visita, señor Presidente, para solicitarle que dé el impulso necesario al proyecto de Polígono Industrial que en tan avanzado estado de tramitación tenemos y que tanta falta le hace a este municipio y a su comarca. Este Polígono Industrial nos servirá para ubicar adecuadamente a las empresas, de manera que no colisionen con nuestros valores paisajísticos y medioambientales, nos permitirá que dichas empresas crezcan, generando puestos de trabajo y fijando población al territorio. Nos permitirá, más economía y más sostenible.

Para que todos nuestros sectores económicos sean lo competitivos que la economía actúal nos demanda, necesitamos que las vías de comunicación previstas en el Plan Más Cerca, sean una realidad lo antes posible, en el caso de Lanjarón, la nueva carretera que nos conecte con la autovía A-44, es una necesidad perentoria.

La tentación de un Alcalde ante el Presidente de la Junta de Andalucía, es solicitarle todo lo que su pueblo necesita, pero soy consciente de que usted ya conoce nuestras necesidades y soy consciente de que  hoy no venimos a eso, venimos a homenajear a nuestros acequieros, a lo mas esencial de nuestro ser, pero comprenda que no podía sustraerme a, pensando en lo que homenajeamos, hacer una reflexión sobre el futuro. No podía sustraerme a decirle que estamos en una comarca, en un lugar, que merece mucho la pena, a decirle que valoramos nuestro patrimonio y queremos conservarlo, que sabemos donde está nuestro futuro y que con su apoyo, en temas tan fundamentales como las comunicaciones las telecomunicaciones, y la formación, estamos dispuestos a trabajar para conseguirlo.

Los pobladores de estas tierras construyeron kilómetros de acequias, aterrazaron hectáreas de terreno, ganaron tierras para el cultivo palmo a palmo, gota de sudor a gota de sudor. Los habitantes de esta tierra siguen dispuestos a trabajar, están dispuestos a recoger el testigo del tesón y el esfuerzo que hoy nos brindan estos acequieros, en ese empeño contamos, estoy seguro, con la Junta de Andalucía presidida por usted.

Muchas gracias, señor Presidente, muchas gracias señor Consejero, por todo el apoyo y esfuerzo que realizan en la Alpujarra, muchas gracias por el interés mostrado en esta visita por conocer a fondo nuestros problemas y carencias, pero también nuestros proyectos de futuro, nuestras ilusiones y esperanzas, muchas gracias, por eso y, si me lo permiten, gracias por adelantado al apoyo que estoy seguro nos van a seguir prestando.

Hoy homenajeamos a nuestros acequieros, son su trabajo, su experiencia, y la deuda contraída con quienes nos precedieron, los elementos sobre los que cimentaremos nuestro futuro.

Muchas Gracias."





Publicar un comentario