Portada

Portada

lunes, 21 de febrero de 2011

Intensas Semanas

Estas semanas están siendo especialmente intensas para nuestro municipio. La que acaba de terminar, por ejemplo, hemos asistido a la inauguración de la piscina y a la visita del Subdelegado del Gobierno de España a los Tinaos del Barrio Hondillo una vez finalizada su remodelación.

Estas dos obras se han financiado con cargo al Plan E. Con la ejecución de cada una de ellas buscamos cumplir diversos objetivos.

En el caso de los Tinaos nos propusimos recuperar, dignificar y poner en valor la estructura arquitectónica y urbanística más característica de nuestra comarca, de nuestra alma alpujarreña. Pretendíamos mejorar la vida de los vecinos que viven en esos Tinaos, mejorar la vida de todos los vecinos de Lanjarón, pues todos disfrutamos de su belleza al pasear por ellos, y pretendíamos, poder ofrecer a nuestros turistas un atractivo más con el que enriquecer su visita a nuestro pueblo.

El Barrio Hondillo requiere aun de muchas medidas para darle el valor que merece. En todos los pueblos y ciudades sus centros históricos son lo más valorado. Necesitamos buscar cauces de colaboración entre lo público y lo privado para rehabilitar muchas viviendas en mal estado, necesitamos financiación para seguir acometiendo desde el Ayuntamiento obras de rehabilitación de sus espacios públicos, necesitamos poner orden en el cableado, necesitamos que todos y cada uno de los vecinos pongamos más esmero en la conservación de un lugar que es tremendamente especial y que tenemos la suerte de tener en Lanjarón. Un Barrio Hondillo que despliegue  toda su belleza es una enorme fuente de riqueza para el turismo de nuestro pueblo.

La piscina municipal es, ante todo, una infraestructura que permite a los vecinos de Lanjarón tener otro espacio donde pasar su tiempo de ocio. Es también un complemento a nuestra oferta turística, no solo porque el turista puede ir a la piscina y tener así otra actividad más a realizar durante su estancia, sino porque, y desde el Equipo de Gobierno estamos convencidos de ello, tener un Balneario en el enclave tan estratégico que está Lanjarón dentro de la provincia de Granada, en un espacio protegido como es el Parque Nacional de Sierra Nevada, con una oferta hotelera de diversas categorías, pero todas con calidad, nos permite, teniendo las infraestructuras deportivas adecuadas, piscina, pabellón polideportivo cubierto y campo de césped artificial; ser un destino de turismo deportivo altamente competitivo.

Otra buena noticia de esta semana es que ya se ha puesto la primera piedra de la Planta de tratamiento de escombros que se va a ubicar en el paraje de La Campana. Esta planta que va a dar servicio a los municipios de Lanjarón, Órgiva, Carataunas, Soportújar y Cañar, ocupará una extensión de tres hectáreas y va a suponer una inversión de más de trescientos mil euros. Este proyecto, que ejecuta la Diputación de Granada, supone, sobre todo, una importante apuesta por una mejor conservación de nuestro Medioambiente, pero también, y esto es muy importante, un ahorro de costes en la construcción y rehabilitación de viviendas. Hay, además, otro aspecto de este proyecto que a mí me gustaría destacar y compartir con vosotros. Se trata del hecho de que Lanjarón acoja un servicio de ámbito comarcal. En esta legislatura los Alcaldes de la Alpujarra estamos trabajando, colaborando estrechamente, por sacar adelante proyectos que son de ámbito comarcal, independientemente de su lugar de ubicación. Lo importante es luchar juntos por tener servicios que por separado no podemos conseguir, servicios que por su coste económico es imposible que se establezcan en todos los pueblos, pero servicios a los que todos los ciudadanos, nazcan donde nazcan, tienen el mismo derecho. Fruto de ese esfuerzo es el Parque de Bomberos de Cádiar, fruto de ese esfuerzo es la próxima construcción del Hospital de Órgiva y fruto de ese esfuerzo es la construcción de esta planta de tratamiento de inertes.

Esta es, sin duda, la legislatura en la que los Ayuntamientos de la Alpujarra han trabajado con un mayor nivel de conciencia de comarca, todos tenemos un proyecto para nuestro pueblo, todos compartimos un proyecto de comarca.

Esta semana que entra también promete ser intensa. El miércoles veintitrés nos visita el Presidente de la Junta de Andalucía, Jose Antonio Griñan. Como es lógico, el Presidente podrá conocer de primera mano cuales son nuestras carencias y reivindicaciones, pero también cuales son nuestros proyectos, nuestros anhelos, nuestras propuestas y esperanzas de futuro, y no se va a encontrar, ni un Lanjarón, ni una Alpujarra solo dispuestos a pedir, que sí, que hace falta, se va a encontrar, un Lanjarón y una Alpujarra que saben lo que quieren, que saben como hacerlo, y que están en disposición de trabajar para conseguirlo.

Jose Antonio Griñán tributará un merecido homenaje a los acequieros de Sierra Nevada, este acto, que se celebrará en la Sala de Fiestas del Balneario de Lanjarón, es un reconocimiento al valor que tienen las acequias en la formación de nuestro paisaje, en la creación y supervivencia de nuestros ecosistemas, en nuestra historia, en nuestra personalidad; un homenaje a las acequias y a quienes han puesto todo su esfuerzo en mantenerlas. Pienso en este homenaje y no puedo evitar sentir dolor por el entubamiento, realizado por el Equipo de Gobierno anterior, de la Acequia del Aceituno, la primera de nuestras acequias, la que le suministraba agua al pueblo desde los primeros tiempos de Lanjarón, la que le daba verdor y vida a un bosque de castaños centenarios que ahora se nos han secado. Pronto la recuperaremos, estad seguros.    

En la semana que entra, también se conmemora el aniversario del golpe de estado del 23 de Febrero, de un intento de hacer valer la fuerza de las armas por encima de  la razón y los votos. España se puso en pié y dijo claramente que nunca más. Los españoles dijimos en aquella ocasión a los golpistas, como les decimos, también, día tras día, a los terroristas, que queremos la democracia, que queremos vivir en paz.

El fin de semana que viene celebraremos el Día de Andalucía. Este año lo vamos a celebrar en las instalaciones deportivas para estrenar debidamente la piscina, también, ¿por qué no? para despedir a nuestra vieja pista polideportiva que pronto dejará paso al nuevo Pabellón. Celebraremos, como se merece, que hace treinta y un años, los andaluces miramos al mundo entero a los ojos y, como nosotros somos, con firmeza y dignidad, sin ir contra nadie, dijimos, alto y claro, que no íbamos a ser menos, que teníamos los mismos derechos que los demás y que los hacíamos valer a través de la democracia, a través del voto. Es paradójico, no puedo evitar decirlo, que alguien como Javier Arenas, que hizo campaña contra el Estatuto de Autonomía, ahora pretenda, (solo pretenda, nunca llegará), gobernar la Comunidad Autónoma surgida de él. Paradojas y grandezas de la democracia.

Un abrazo y feliz semana.
Publicar un comentario