Portada

Portada

viernes, 30 de septiembre de 2011

Indignante

Me he venido a Madrid con el estupor en el cuerpo que me ha producido ver al Alcalde acudir a un juzgado a dar su apoyo a tres personas que eran juzgadas y condenadas por agresiones a mi hermano.

Es indignante que un Alcalde, que se llama democrático, avale con su gesto un acto de violencia, es indignante que un Alcalde apoye a los verdugos contra las víctimas, es indignante que un Alcalde, y todo un Concejal de Juventud y Deporte, ocupen una mañana de trabajo, que se la pagamos todos con nuestros impuestos, en ir a Granada a tener un gesto de apoyo a unos agresores. Al Alcalde y al Concejal de Deportes, les pagamos todos los cañoneros, 29.000 y 18.000 euros respectivamente, para que trabajen por y para todos los cañoneros y cañoneras, no para que vaya por los juzgados dando su apoyo a actos violentos.

Son muchas las preguntas que me surgen ante este hecho:

¿El Alcalde avala que tres chavales le den una paliza a otro mandándolo directamente al hospital con lesiones graves y riesgo cierto de perdida de un ojo? ¿O solo avala esto si se produce contra el hermano del portavoz del PSOE?

¿Cree el Alcalde en el uso de la violencia? ¿Cree el Alcalde en el Estado de Derecho y en la acción de la justicia, o cree, por el contrario, en la ley del mas fuerte? ¿Hubiera actuado el Alcalde igual si el agredido hubiera sido otro?

Algunos creíamos que los Alcaldes de derechas dejaron de avalar agresiones y palizas con la llegada de la democracia. Independientemente de la ideología política de cada uno, todos debemos de estar de acuerdo en la defensa de la vida, en el derecho de todos a la integridad física, en la condena de la violencia y en confiar a los jueces y tribunales la administración de la justicia.

Eric nos retrotrae, con su actitud, a la noche de los tiempos. Lamentable.
Publicar un comentario