Portada

Portada

jueves, 6 de octubre de 2011

Comunicado ante el Auto de Archivo dictado ayer en el caso de manipulación del Censo Electoral de Lanjarón

En primer lugar, hay que recordar que anteriormente a este auto se han producido otros dos, uno del juzgado de de instrucción de Órgiva y otro del Magistrado Instructor del TSJA, Miguel Pasquau, que afirmaban, sin lugar a dudas, que se había cometido, entre otros, delito electoral por manipulación del censo.

Afirmaban los anteriores autos que se había organizado una trama en Lanjarón para empadronar a personas, afines al PP, y cuya residencia efectiva no está en este municipio, con la única pretensión de que votaran a este partido y así poder ganar las elecciones municipales de 2007. Se demostró, a través de las declaraciones de los testigos y de las pruebas practicadas por la policía judicial, como, el que era entonces Alcalde y la propia Parlamentaria empadronaron, en sus propias viviendas, a personas que incluso han llegado a reconocer en los interrogatorios que no vivían en Lanjarón, pero que se empadronaron para votar.

Quedó demostrado, en los anteriores autos, como la señora Parlamentaria fue la que entregó muchas de las fichas falsas de empadronamiento, quedó demostrado, y la señora Reyes llegó a admitirlo ante el juez instructor, que ella personalmente rellenó muchas de esas solicitudes de empadronamiento.

Hemos visto, a lo largo de la investigación, como en un pequeño piso se dice que viven hasta nueve personas y su consumo de agua es cero, hemos podido comprobar como se obligó a los funcionarios municipales a tramitar solicitudes de empadronamiento a sabiendas de que no cumplían los requisitos legales necesarios.

Todo eso quedó debidamente demostrado, tanto en la instrucción llevada a cabo en Órgiva como en la llevada a cabo en el TSJA y podemos comprobar como ninguno de estos extremos es negado por el auto de ayer. 

EL AUTO QUE CONOCIMOS AYER NO NIEGA QUE LOS HECHOS SE HAYAN PRODUCIDO, ES MÁS, AFIRMA QUE LA CONDUCTA DE LA PARLAMENTARIA MERECE UN REPROCHE ÉTICO.

Para nosotros el reproche ético no es suficiente una vez que los hechos han sido absolutamente probados. No nos vale una argumentación técnico jurídica sobre la figura del colaborador necesario para eliminar la imputación de esta señora. No nos vale, en primer lugar, porque evidentemente es colaboradora necesaria, si ella no presenta las solicitudes de empadronamiento, quien era Alcalde no hubiera podido empadronar, segundo, y más importante, porque una vez demostrado que los hechos son ciertos, no pueden quedar impunes.

La piedra angular de la democracia es la voluntad de los ciudadanos que se expresa a través de su voto en los procesos electorales, si esto puede ser pervertido, estamos hiriendo de muerte a la democracia. Corresponde, asimismo, a los tribunales de justicia, preservar el derecho a la Participación Política a través de procesos electorales libres y limpios. Nunca como en este caso se pone tanto en juego para la credibilidad de Estado Democrático de Derecho, porque estamos hablando de la limpieza de las elecciones y porque estamos hablando de la capacidad de la justicia para defender la limpieza de las elecciones. Nos jugamos que gobiernen nuestros pueblos y ciudades aquellas personas que libremente decidan los ciudadanos no aquellos que tengan más capacidad para empadronar amigos. Con este auto se abre una brecha en la propia línea de flotación de nuestro sistema democrático, se lanza el mensaje, a cualquier Alcalde o Concejal, de que, cuando vea peligrar unas elecciones, se dedique a empadronar gente, se dedique a manipular el censo electoral porque no pasa nada.

Los hechos han sido probados, sin embargo, para el juez que dictó el auto que conocimos ayer, no son punibles penalmente, creo que es nuestro deber seguir luchando para que estas conductas, reitero, probadas totalmente, no queden impunes.

Para que cada uno de vosotros podáis sacar vuestras propias conclusiones en los siguientes enlaces tenéis los dos autos del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Leedlos con atención.



Publicar un comentario