Portada

Portada

jueves, 23 de febrero de 2012

Ataques Populares

Pues ya están aquí los Gobiernos del PP, aunque solo han pasado tres meses desde que cambió el gobierno central, parecen quedar ya muy lejos aquellas manidas frases de Rajoy en las que decía que para salir de la crisis hacía falta un cambio para que hubiera un gobierno que generara confianza, o cuando decía, que lo importante era un gobierno como Dios manda, he de reconocer que esto nunca lo entendí muy bien, pues nunca hemos escuchado a Dios pronunciarse sobre materias que son competencia del cuerpo electoral.

Así que como digo, ya tenemos tres meses del Gobierno Central del PP y ocho de gobiernos local y provincial, también del PP, gobiernos, se supone que todos, como Dios manda. ¿Y que nos han traído? La verdad que poco. Ni la confianza que generan es tal, pues, aunque en los mercados financieros internacionales, las medidas tomadas, como las del Gobierno anterior, en materia de reducción del déficit presupuestario infunden alguna confianza, el mercado interior se nos desploma porque la desconfianza de los españoles en el futuro económico de nuestro país sigue creciendo. Crece entre los desempleados, a los que ahora les dice Rajoy que durante 2012 y quizá durante 2013 no tienen posibilidades de encontrar un empleo, y crece entre los que tienen trabajo porque desde el Gobierno, ese que tenía un plan para combatir la crisis, se les dice que este año va a volver a subir el paro, o sea, que muchos de ellos tienen posibilidades ciertas de perder su empleo, y porque, además, ven como este gobierno ha facilitado su despido de forma asombrosa, con una reforma laboral que baja la indemnización por despido improcedente de 45 días por año trabajado a 33, aunque, en la práctica, este despido ya no se va a producir casi nunca porque en la Reforma que ha planteado el PP casi todas las causas de despido son procedentes, véase el caso de una empresa que baje en ventas durante tres trimestres aunque siga manteniendo beneficios, en este caso solo tendrá que indemnizar a sus trabajadores con veinte días por año trabajado con un tope de nueve mensualidades y sin autorización administrativa alguna, o sea, que te pagan nueve meses y a la calle. Además, estas condiciones también se le aplican a las administraciones públicas en el caso de que sus ingresos mengüen. Total, que ya nadie está medianamente seguro, y como nadie tiene seguridad, todo el mundo le teme a consumir, como además el crédito no fluye, porque a los bancos se les obliga a provisionar más pérdidas, pues la economía decrece, como se decrece se despide más, crece el desempleo, se consume menos, los impagos a los bancos crecen,  vuelta a empezar, los bancos tienen que provisionar más pérdidas, baja aun más la concesión de créditos, las administraciones, al haber menor actividad económica, recaudan menos, y, como consecuencia de ello, aplican más recortes agudizando, por tanto, esta espiral infernal en la que estamos.



Hoy, la Unión Europea, nos hace públicas sus nuevas previsiones económicas para nuestro país, ya damos por descontado que son peores que las anteriores y ante eso, el gobierno, en lugar de pensar que ha cogido un camino equivocado, lo que ve es la excusa perfecta para profundizar en él. Esto me plantea una reflexión, la capacidad mediática del Partido Popular. En circunstancias normales, si después de tomar medidas de tanto calado como las que ha tomado el Gobierno actual, las previsiones de crecimiento empeoraran, los ciudadanos y el propio gobierno pensarían que han tomado medidas equivocadas; aquí, sin embargo, lo que se piensa es que hay que profundizar en ellas. ¿Qué diría el PP, si después de realizar muchas reformas, Europa le dijera a un Gobierno Socialista que las cosas, lejos de mejorar, van a empeorar aun más? Todos lo sabéis.

Por aquí, por Lanjarón, ya sabéis todos más o menos la situación. El paro ha llegado a su record histórico, 477 personas, 57 más que en los peores momentos de la anterior legislatura. Las promesas de empleo de nuestro Alcalde en campaña, han quedado en lo que eran, quimeras imposibles de cumplir; y él, lejos de buscar soluciones, lejos de buscar un entendimiento con la oposición, que estamos dispuestos a arrimar el hombro, pues somos conscientes del momento de suma dificultad que estamos viviendo, se dedica a lanzarnos basura, a sacar facturas aisladas del contexto en el que se producen, a acusar de todos los males de Lanjarón a quienes antes que él tuvimos la responsabilidad de gobernar. A mí, creo que no es la primera vez que lo digo y lo escribo, esta política del "y tu más" no me motiva en absoluto, pero, además de no motivarme a mí, que eso, en estos momentos es lo de menos, es que resulta ser lo que menos necesita nuestro pueblo. Lanjarón, como todo el país y quizá Europa, necesita un entendimiento de los grandes Partidos en aquellas cuestiones que son fundamentales para salir de la crisis. En el caso de España, es indignante que el PP solo vea necesario el trabajar todos juntos cuando son ellos los que gobiernan, pero en el caso de Lanjarón, es todavía peor, que trabajen en dividir, en crispar, en ofender al adversario, es mucho más grave y, por supuesto, mucho más obtuso.

Lanjarón necesita que nos pongamos a trabajar ya por continuar adelante con la tramitación del Polígono Industrial, hay que preparar nuestro pueblo para atraer inversiones, hay que programar acciones formativas para nuestros desempleados y trabajadores que aseguren su empleabilidad presente y, sobre todo, futura, hay que elaborar un plan de saneamiento financiero de nuestro Ayuntamiento que lo adecue a las nuevas circunstancias económicas, profunda crisis, y legislativas, nueva normativa de obligado cumplimiento en materia de déficit y deuda. No podemos olvidarnos, por supuesto, de nuestra promoción exterior como destino turístico y hay que seguir trabajando por la especialización profesional y la diversificación de los atractivos turísticos y, para todo ello, no basta con un acuerdo entre PP y PSOE, también hace falta una colaboración estrecha con los empresarios y con el resto de administraciones. Y, por último, un tema vital, aunque esté ahora muy olvidado, es imprescindible aprobar, de una vez, el nuevo Pan General de Ordenación Urbana y el PERI de los terrenos circundantes a la Variante, debemos garantizarnos que, cuando se reactive la actividad urbanística, esta se lleve a cabo en Lanjarón, con el debido respeto al medioambiente y al paisaje. Estos dos planes se quedaron en la anterior legislatura solo para llevarlos a Pleno.

Esperemos que algún día nuestro Alcalde se de cuenta de que el camino es el trabajo, el dialogo, el entendimiento y que la discrepancia ha de ser argumentada cuando se produzca.

Frente a todos estos ataques Populares, aun podemos comprobar como queda alguna administración con sentido común, que trabaja por un nuevo modelo productivo que base su competitividad, no en salarios bajos y pocos derechos, sino en calidad, innovación, eficiencia y productividad. Podemos ver como en Andalucía se trabaja para que la salida de la crisis no sea a costa de la cohesión social, podemos comprobar como Andalucía está haciendo su propio camino.



Mientras tanto, nosotros, desde el PSOE de Lanjarón, seguimos trabajando, en el siguiente enlace podéis ver los últimos documentos presentados en el Ayuntamiento.  Escritos Presentados Grupo Municipal PSOE, 22-02-12

Publicar un comentario