Portada

Portada

miércoles, 10 de octubre de 2012

Mi declaración en el juzgado en el día de ayer.

Ayer, por fín, pude explicar en el juzgado, de forma completa, la verdad de los hechos por los que el PP me ha denunciado. En muchos de los casos se trata de cosas que ellos han hecho mal, una vez que yo dejé la alcaldía, para acusarme a mí de ellas, gastar el dinero del pabellón en cancelar una póliza de crédito, el 31 de diciembre, fecha en la que yo ya no era Alcalde, o gastarse el dinero íntegro de la subvención del equipamiento del centro infantil, a sabiendas de que nosotros ya habíamos gastado parte de ese dinero, para acusarme de que yo lo gasté sin que hubiera partida presupuestaria para atenderla, cuando la realidad es que cuando nosotros hicimos esas compras la partida estaba intacta y fueron ellos quienes la agotaron con posterioridad. Fijaros hasta que punto está llena de falsedades la denuncia, que me acusan de haber contratado, por tráfico de influencias, a David, el Alcalde de Torvizcón, cuando todos sabéis que esa contratación la hizo el PP en el mandato de Pepe Rubio. 

En la siguiente noticia, aparecida en Ideal, podéis leer un resumen de lo sucedido. Puedo decir, con satisfacción, que la carta que envié en su día al director de este periódico ha servido para algo. Como veréis, ahora sí, se dan las versiones de las dos partes. 

Por último, manifestar mi mas absoluto desprecio por la actitud del Abogado del Alcalde que se dedicó a fotografiarme mientras declaraba para publicarlo en las redes sociales, lo que demuestra, bien a las claras, como el interés del Alcalde y su abogado no ni es esclarecer la verdad, ni servir a la justicia ni, mucho menos, velar por los intereses de Lanjarón y sus vecinos, sino que han montado una denuncia llena de falsedades con el único fin de llevar a cabo un linchamiento político a mi persona.

PROVINCIA-GRANADA


El exalcalde Mariano Ruiz declara en el juzgado sobre posibles irregularidades en su gestión económica 

10.10.12 - 01:27 - 
IRENE RIVAS | ÓRGIVA.


Ayer declaró en el Juzgado de Órgiva el que fuera alcalde de Lanjarón en la legislatura 2007-2011, Mariano Ruiz, imputado por una presunta irregular gestión económica. La cita, que había sido aplazada anteriormente por cuestiones de salud del exregidor, responde a la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento del municipio alpujarreño, encabezada por el alcalde, Eric Escobedo (PP), que se basa en la auditoría externa que encargó el actual equipo de gobierno tras hacerse con la victoria en las urnas en las pasadas municipales de 2011 y con la que buscaban, según declararon, «conocer la situación real de las arcas municipales». Al parecer, el informe dejó al descubierto posibles irregularidades en la gestión económica, lo que motivó que el Partido Popular presentara una denuncia ante la Fiscalía contra el anterior primer edil, como presunto autor de delitos de prevaricación, tráfico de influencias y fraude en subvenciones.

En su declaración, Mariano Ruiz dio cuenta de los procedimientos realizados desde el Ayuntamiento durante los cuatro años de su mandato. «Creo que he dejado bastante claro que nunca, en los cuatro años que estuve al frente del Consistorio, hice nada que no fuera pensando en el interés general de Lanjarón y sus vecinos, y que jamás tomé una decisión en beneficio propio o de terceros. En ningún momento hice nada que los técnicos municipales no dijeran que estaba dentro de la ley».

En relación al destino de la subvención concedida para el pabellón deportivo -uno de los ejes principales en los que se basa la denuncia-, Mariano Ruiz declaró que «el dinero del pabellón estaba en una cuenta municipal, evitando que nos generase intereses en contra. Sabiendo que ese dinero hay que gastárselo en ese concepto, ellos lo utilizaron para cancelar una póliza y dicen que he sido yo, cuando la cancelación se produjo el 31 de diciembre de 2011, fecha para la que yo ya no era alcalde».

Falta aún que el secretario del Ayuntamiento preste declaración para ir cerrando un poco más el proceso en el que se decida el peso de la auditoría presentada por el Ayuntamiento, a la que Mariano Ruiz calificó como «sesgada, por reflejar solo una parte de los expedientes y ocultar otra», que, según aclaró, era la que el grupo socialista quería mostrar para dejar constancia de que «todo se ha hecho con plena sujeción al Estado de Derecho». Para el que fuera alcalde de Lanjarón, esto se ha convertido en una persecución personal que se está alejando de los intereses del pueblo. «Se está buscando el desprestigio de mi imagen pública y se está machacando a mi familia. Todo lo hemos hecho con sujeción al Estado de Derecho, al menos hasta donde yo conozco. Y, en cuatro años que he sido alcalde, no he tenido un solo informe en contra del secretario interventor para ninguno de los gatos, pagos o contrataciones».

La nota curiosa de la jornada la protagonizó el abogado de la acusación, que pasó al alcalde Eric Escobedo varias fotografías tanto de la sala de espera como de la dependencia en la que Ruiz prestaba declaración, y que el regidor popular publicó en varias redes sociales con comentarios.


Publicar un comentario