Portada

Portada

sábado, 26 de enero de 2013

Acto sobre Regularización de Edificaciones en Suelo Rústico. Conclusiones (IV). ¿QUÉ ESTÁ HACIENDO MAL EL AYUNTAMIENTO DE LANJARÓN?


Con este artículo voy a cerrar la serie dedicada a las construcciones en suelo rústico de Lanjarón. Una vez que hemos visto que establece el Decreto de la Junta y os he dado a conocer las opiniones y reflexiones de los socialistas de Lanjarón al respecto, llega la hora de saber que está haciendo nuestro Ayuntamiento para su aplicación.

Ha pasado un año desde que se aprobó este Decreto y, en todo ese tiempo, el Equipo de Gobierno nuestro pueblo lo único que ha hecho ha sido aprobar la tasa que los vecinos han de pagar para que se les haga el proceso de regularización.

Si recordáis lo que expuse en el artículo nº2 de esta serie, antes de proceder al regularizar cortijos, los Ayuntamientos han de realizar tres trámites: 

  • Delimitar, mediante una ordenanza, cuales de las edificaciones que hay en su suelo rústico están dentro de un Habitat Rural Diseminado y cuales están en los definidos por el decreto como Asentamientos urbanísticos. ¿Por qué hay que hacer esto antes de regularizar? Porque las edificaciones que no estén dentro de estas agrupaciones, serán las que se consideren como aisladas y, por tanto, son la susceptibles de ser definidas como asimiladas a fuera de ordenación.
  • Definir, también mediante una ordenanza municipal, que condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad han de cumplir las edificaciones en suelo rústico para poder acogerse al decreto.
  • Definir el procedimiento a seguir por los vecinos y el Ayuntamiento para llevar adelante el proceso de regularización
  • Aprobar la tasa que deberán de pagar los vecinos por la realización del procedimiento. Esta tasa debe de compensarle al Ayuntamiento los gastos que le genera la tramitación del expediente, no ha de servir, digámoslo entre comillas “para que el Ayuntamiento gane dinero con ella”. Para ello, como en todas las ordenanzas fiscales reguladoras de tasas, para su aprobación se ha de realizar un estudio económico en el que se justifique que la tramitación de un expediente de esta naturaleza tiene ese coste.

El Ayuntamiento de Lanjarón, al día de la fecha, no ha aprobado la ordenanza que define los habitas y los asentamientos urbanísticos, no ha aprobado las condiciones higiénico sanitarias y de seguridad que han de cumplir las edificaciones, no ha definido el procedimiento a seguir. 

Concluyendo, el Ayuntamiento de Lanjarón no puede cobrar esta tasa. A día de hoy, un vecino que solicite un certificado de antigüedad de su cortijo debería de pagar solo los 10 euros que se han cobrado en los últimos años por estos certificados ya que el Ayuntamiento no ha hecho todos los trámites previos para aplicar el Decreto y cobrar la tasa.

Sin embargo, nuestro Ayuntamiento ha estado cobrando, desde hace meses, incluso antes de que la ordenanza de esta nueva tasa pasara por Pleno, cantidades importantes a aquellos vecinos que solicitaban certificados de antigüedad. ¿Cómo lo hacían? Le cobraban una licencia de obras. Sí, así, como lo leéis. Tú pedías un certificado de antigüedad y el Ayuntamiento te lo daba y además, en el mismo acto administrativo, te cobraba una licencia de obra. Para que os hagáis una idea. A un vecino que tenga una nave con un valor de 18.000 euros el certificado de antigüedad le costaba 675 euros. Las licencias de obra valen el 3,75% del valor de la construcción.

Con esto se dan varios problemas:
  1. El vecino solicita que se le expida un certificado, para nada ha solicitado una licencia de obras, y el certificado, hasta que la nueva tasa no ha estado aprobada, valía diez euros.
  2. Puede haber vecinos que pidan el certificado para otras cosas distintas a la regularización, vecinos que tienen su construcción legal y que en su día pagaron su correspondiente licencia, por tanto, no tienen por qué pagar una nueva licencia de obras. Que yo haya visto, en las últimas Juntas de Gobierno, ha habido dos vecinos que han reclamado por este concepto y el Ayuntamiento les ha tenido que devolver el dinero.
  3. En el caso de que al expedir el certificado de antigüedad, el Ayuntamiento detectara que ese vecino no tiene licencia de obras, debería, mediante escrito distinto al certificado y en expediente separado, instarle a que sacara su correspondiente licencia de obras con los trámites y requisitos necesarios para cualquier licencia de obras, en ningún caso lo puede hacer en el certificado.

Concluyendo.

  1. El Ayuntamiento no puede aplicar el Decreto de Regularización porque aun no tiene hechos los deberes en la materia. En el Pleno al que nos han convocado para el martes va un punto en el orden del día al respecto, esperemos que hagan algo, aunque si tenemos en cuenta que hace solo una semana el Alcalde decía en prensa que él no sabía como funcionaba este Decreto, las esperanzas de que lo agilicen son pocas.
  1. Los certificados de antigüedad de las edificaciones, hasta que no ha entrado en vigor y ha sido  aplicable la nueva tasa, han de costarle a los vecinos diez euros. 
  1. A Aquellos vecinos que junto al certificado, pagan licencia de obras son víctimas de un cobro indebido, pues no es en el acto de expedición del certificado donde se les ha de conceder licencia y cobrar la misma.
Con esto termino esta serie sobre las construcciones en suelo rústico en nuestro pueblo. Espero que, aunque seguro que tediosas en algunas de sus partes, os hayan sido de utilidad. A fín de cuentas, mas allá del permanente mundo de la pelea en el que nos quiere situar nuestro Alcalde, la obligación de todos los que os representamos en las instituciones públicas es ser de utilidad a los vecinos que representamos. A esa filosofía a respondido esta serie de artículos.

Por último decir que, si cualquiera de vosotros tiene alguna duda al respecto, los miembros del Grupo Socialista de Lanjarón estamos a vuestra entera disposición para ayudaros a resolverla.

Un abrazo y feliz sábado.

PD: Se me ha olvidado deciros que en el Pleno en el que se aprobó la nueva tasa para regularizar edificaciones en suelo rústico, el Grupo Municipal Socialista propuso que se establecieran bonificaciones para aquellas edificaciones que contaran con fosa aséptica y también para aquellas que contaran con instalación de energías renovables, por entender que sus propietarios habían demostrado una mayor sensibilidad ambiental que aquellos que realizan vertidos de forma incontrolada o aquellos que para disponer de energía han generado instalaciones con mas impacto que una placa solar. El PP, con su Alcalde a la cabeza, rechazó esta propuesta que hubiera supuesto un ahorro para muchos vecinos en este trámite, además de un reconocimiento y un incentivo a la sensibilidad medioambiental.

The Cure, Saturday Night.

Publicar un comentario