Portada

Portada

miércoles, 18 de marzo de 2015

Mi posición sobre la petición del fiscal a José Rubio

Ayer conocimos que la fiscalía solicita cinco años y medio de cárcel a José Rubio, anterior Alcalde del PP de Lanjarón, por la manipulación del censo electoral con la que trató de ganar las elecciones municipales del año 2007.

Quiero decir desde aquí varias cosas para que le queden claras a todo el mundo:

  1. No le deseo la cárcel a nadie. Creo que hacer trampas en unas elecciones es un delito muy grave y, por tanto, no puede quedar impune. Pero, personalmente, no le deseo la cárcel.
  2. Aunque, como digo en el punto anterior, estas cosas no deben quedar impunes, en este caso ya es imposible hacer justicia. Las 111 personas que se empadronaron indebidamente en aquellas elecciones, votaron en ellas. Esta maniobra no le sirvió de nada al PP ya que ganó el PSOE, conmigo a la cabeza, pero, si estos votos le hubieran dado la victoria, Pepe Rubio habría sido Alcalde cuatro años mas y nada haría posible, hoy, el resarcir al pueblo de Lanjarón de haber tenido un Alcalde no elegido por él. La justicia debe tomar nota y corregir ciertos procedimientos para poder evitar que las trampas se conviertan en votos.
  3. Para que Pepe Rubio pudiera inflar el censo electoral, necesitó de tres colaboradoras que han salido ilesas del caso. No le deseo la cárcel a nadie, pero la impunidad tampoco. Estas personas son tan culpables como el anterior Alcalde popular y la justicia así debería haberlo determinado, pero como no lo ha hecho, yo, como defensor del Estado de Derecho, lo asumo aunque no lo comparta.
  4. Los socialistas, pese a estar convencidos de la certeza de las acusaciones del fiscal, no vamos a emprender una campaña de machaque y acoso en redes sociales ni en panfletos contra esta persona. No vamos a hacer con él, aun siendo culpable, lo que el PP ha hecho conmigo siendo inocente. No somos iguales. Me reitero, he sido testigo de primera mano de estos hechos y, por eso, estoy convencido de la culpabilidad, pero creo en el Estado de Derecho y eso supone que quien absuelve o condena, quien dice si alguien es culpable o inocente, son los jueces, a lo que ellos digan, estaremos.
  5. Por último, un aviso. El PP de Lanjarón parece no haber escarmentado, ahora tienen otras tretas para que el pueblo no decida libremente quien quiere que lo gobierne. Que no se fíen, todo se acaba sabiendo, todo acaba saliendo y, aunque sea  lentamente, la justicia actúa.

Salud y fuerza.


Publicar un comentario