Portada

Portada

martes, 12 de mayo de 2015

Diario de Campaña, día 5. Valoración de condenas a nuestros Alcaldes Populares

Si bien quería que en estos días de campaña, este blog fuera un espacio solo dedicado a la propuesta y al futuro, la actualidad manda y hoy me veo en la obligación de valorar los correctivos judiciales que han sufrido nuestros dos últimos Alcaldes populares.

Comenzaremos por el que ha recibido el actual Alcalde, Eric Escobedo, porque es, desde luego, el menos grave y, si se me permite, tiene hasta su gracia.

Nuestro Alcalde comenzó a hacer campaña antes de que esta empezara, algo que está prohibido. Según la ley electoral, en ese período, solo se pueden hacer actos y folletos de presentación de candidatos. Nuestro Alcalde empezó a hacer campaña repartiendo un libro con "sus grandes gestiones" y una tarjeta imán en la que venían junto con el logotipo del PP sus datos de contacto como Alcalde, algo que también está prohibido porque no se puede mezclar lo que es de todos y pagamos entre todos con la publicidad de un partido político. 

Pues bien, todos estos hechos los pusimos en un mismo escrito en conocimiento de la Junta Electoral y esta ha sancionado al Alcalde con 300 euros de multa. Como todo iba en el mismo escrito, pensamos que en la multa iba todo. A nosotros nos parece que lo mas grave es utilizar los medios públicos y eso fue lo que destacamos de la multa. Al día siguiente, nuestro Alcalde, muy sincero él, nos ha aclarado que no lo han multado por eso, que lo han multado por hacer campaña cuando estaba prohibido hacerla. Como véis, que el hombre tiene mucho interés en que sepamos cual ha sido la trampa por la que lo han multado. La sinceridad le honra.


Mucho mas grave y mas serio es lo de Pepe Rubio. Después de quedar claro, acreditado y demostrado que alteró el censo electoral en el año 2007, que lo hizo con la intención clara de hacer trampas en las elecciones, solo lo condenan a veinte días de carcel que pueden ser sustituidos por el pago de una multa. Yo ya dije en el artículo que escribí en este mismo blog en fecha 18 de marzo (Enlace a Valoración petición del fiscal a Pepe Rubio) que no deseaba la cárcel; pero que, en un país de la Unión Europea, salga tan barato algo tan grave como intentar alterar un resultado electoral, hace ver que en España aun hay mucho camino que recorrer para ser una democracia seria y madura.

Os dejo con el mejor resumen de la sentencia que he leido. (Fuente, eldiario.es)

Caso Lanjarón: alterar el censo electoral cuesta 20 días de cárcel

  • Condenan a 20 días de prisión al exalcalde de Lanjarón, en Granada, José Rubio (PP), por alterar el censo electoral antes de las municipales de 2007.
  •  Los días 29, 30 y 31 de enero de 2007 se registraron 100 peticiones de alta en el censo de Lanjarón que se consideran fraudulentas.
  • Al menos 11 de los nuevos censados fueron escritos directamente por Rubio, y la mayoría eran familiares suyos no residentes en Lanjarón.
  • El exalcalde resulta absuelto de los delitos de falsedad y retraso en la publicación del censo electoral, que también pedía la Fiscalía.


Ocho años, dos comicios y otros dos alcaldes después, el 'caso Lanjarón' ya tiene sentencia. El exalcalde del PP de la localidad alpujarreña, José Rubio, ha sido condenado a 20 días de prisión por alteración del censo electoral antes de las elecciones municipales de 2007, aunque absuelto de los delitos de falsedad y retraso en la publicación del censo de los que también lo acusaba la Fiscalía. Rubio es finalmente el único condenado por un caso que llegó a imputar a varios cargos populares, entre ellos la exparlamentaria andaluza Carmen Lidia Reyes, finalmente exculpada de todos los cargos que se le acusaban.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Granada considera probado que entre los días 29 y 31 de enero de 2007, en los que se cerraba el censo para las municipales de aquél año, se inscribieron de manera fraudulenta al mismo tiempo100 personas sobre un censo total en ese momento de 3.300 votantes. A Rubio, en concreto, se lo considera responsable directo de 11 de estas peticiones, que firmó y registró él mismo, y que incluían a varios familiares directos suyos residentes en Madrid, Málaga o Almería.

Aunque la Audiencia lo considera culpable de la alteración del censo con el objetivo de "interferir en el resultado electoral correspondiente", lo exculpa de los delitos tanto de falsedad como de retraso en la publicación del censo por entender que todas las operaciones que Rubio realiza con los datos de sus parientes, en las que, por ejemplo, miente acerca de su residencia en Lanjarón, se realizan con permiso de los afectados.

La sentencia recoge que Rubio "conocía los plazos que establece la Ley" para el cierre del censo, y también, recogiendo declaraciones del mismo cuando era alcalde en el pleno municipal, "que la alcaldía de Lanjarón se decidía por muy pocos votos", por lo que "decidió convencer o aconsejar a personas de su entorno que se empadronasen en el municipio aún sin residir en el mismo con la finalidad de mantener la mayoría en esas elecciones".

Rubio perdería las elecciones frente al socialista Mariano Ruiz por un estrecho margen, 1.221 votos frente a 1.150, 6 concejales del PSOE contra 5 del PP. En 2011, Ruiz perdería la alcaldía en favor del popular Eric Escobedo, actual regidor y candidato a la reelección, por una diferencia aún menor: 1.089 frente 1.063 votos. 

El llamado 'caso Lanjarón' ha sido una polémica sostenida en la provincia que ha resucitado con cada comicio intermedio, aunque sobre todo fue usado como arma electoral por el PSOE contra la exparlamentaria andaluza Carmen Lidia Reyes (PP) cuando aún ocupaba su escaño. Reyes fue exculpada de todos los cargos que se imputaban en 2012 y finalmente no tuvo que sentarse en el banquillo junto a José Rubio, del que fuese concejal entre 2003 y 2007.

Publicar un comentario