Portada

Portada

lunes, 21 de diciembre de 2015

Breves notas sobre el resultado electoral en España y Lanjarón

Supongo que, a estas horas de la mañana, ya estaréis más que hartos de análisis electorales y pronósticos de futuro de los muchos tertulianos que vimos anoche en las cadenas de televisión, que escuchamos en la cadenas de radio y que leemos esta mañana en los periódicos tanto escritos como digitales.

Ciertamente, el tiempo político ha cambiado y la forma de hacer las cosas de quienes nos representan ha de cambiar de manera sustancial a como se ha venido ejerciendo la política en nuestro país durante las últimas décadas.

El Partido Popular es la fuerza mas votada y ello hace que tenga la responsabilidad de formar gobierno pero es, precisamente, el Partido Popular el que mas difícil tiene cambiar su cultura política. Es el Partido Popular el menos proclive al diálogo y al entendimiento con los demás. Lo es porque viene de gobernar con mayoría absoluta pero, también, por la estrategia que ha seguido cuando ha estado en la oposición.

En los últimos veinte años, el PP no ha firmado ningún pacto de Estado estando en la oposición. Los pactos mas importantes alcanzados en las últimas dos décadas (Pacto contra el terrorismo de ETA y pacto contra el terrorismo yihadista) se han alcanzado a propuesta del PSOE en la oposición y con una primera reacción de menosprecio por parte del PP. Sirvan también como ejemplo de esta cultura política de los populares su no apoyo al pacto educativo que consiguió el Ministro Gabilondo con todas las fuerzas políticas y la frase del hoy Ministro Montoro a la Diputada de Coalición Canaria Ana Oramas solicitándole que no diera apoyo a Zapatero en el Congreso para salvar a España del rescate “Dejad que se hunda España que ya vendremos nosotros a salvarla”.

Otra de las cuestiones que dificultan mucho que el PP sea capaz de dialogar es su cerrazón a realizar reformas institucionales, incluidas las de la propia Constitución, que sean capaces de actualizar nuestro sistema y adaptarlo a la realidad de la España del siglo XXI. (La única reforma que el PP quiere introducir es cambiar la ley electoral para que solo pueda gobernar la fuerza mas votada. O sea, que cuando la sociedad española se muestra mas plural y mas decidida por el diálogo y el pacto, los populares pretenden que esa pluralidad no se pueda materializar en gobiernos, que sea negada, obligando a aceptar gobiernos de partidos que, siendo los mas votados, representan, en un escenario de alta fragmentación electoral, a una parte mínima de la ciudadanía)

Pero lo que mas dificulta el acuerdo del PP con el resto de fuerzas políticas es su actitud frente a la corrupción. Un partido que está enteramente bajo sospecha, porque lo que se está investigando es si el propio PP tenía instaurado un sistema corrupto de comisiones para financiarse él y enriquecer a sus dirigentes; no que hayan salido unos cuantos casos de corrupción en su seno. Siendo esto así, ¿está el PP en condiciones de aceptar las medidas de limpieza y transparencia democrática que le pueda exigir cualquier grupo al que se acerque? Por lo visto hasta ahora, difícil.

Así que, como habéis escuchado hasta la saciedad en las últimas horas, todo es posible y no se puede, siquiera, descartar la celebración de nuevas elecciones.

En Lanjarón se ha vuelto al resultado que viene siendo la tónica desde las elecciones municipales de 2011, con la excepción de las municipales de 2015; empate técnico entre PP y PSOE con ligera ventaja para el PP pero victoria rotunda de la izquierda.

¿Qué hace que este resultado que, a mi juicio, representa mas fielmente, aunque no del todo, el sentir del pueblo de Lanjarón, no se diera en las elecciones municipales? Hay un factor clave pero yo no lo voy a nombrar, está siendo investigado por los tribunales y es a ellos, a quien corresponde ya dar las explicaciones oportunas. De todas formas, ahí están los datos para quien sepa leerlos.
  • PP             799
  • PSOE         752
  • Podemos    341
  • C´s            196
  • UP-IU           90
  • Voto por correo solicitado: 175
Las anécdotas:
  1. En todos los pueblos y ciudades de España hemos visto a sus Alcaldes votar, la mayoría se hacen fotos de ese momento y lo suben a las redes sociales. Esas imágenes tienen mucho valor simbólico para nuestra democracia. En Lanjarón, no ha sido así. Buena parte del Grupo Municipal del PP y sus familias, con el Alcalde al frente, han decidido votar por correo. ¿Por qué? Todo tiene su sentido y su razón. Por ahora no puedo decir mas, así que, ATENTOS.
  2. Me cuentan que el Alcalde ha estado en Radio Lanjarón hablando de mí, no muy bien precisamente. Vaya desde aquí mi agradecimiento por seguir vivo en sus desvelos, por seguir sintiendo en mí una amenaza sin yo pretenderlo ni hacer esfuerzo alguno por serlo. Gracias por demostrarle a los vecinos que lo suyo contra mí no es político sino personal. Porque, si yo ya no ostento la representación política de mi partido en el Ayuntamiento ¿Alguien me puede explicar por qué me dedica una hora de radio? Sus obsesiones debería verlas un psicólogo. Pero lo dicho, para mí, un orgullo. Sería mucho más preocupante que hablara bien de mí alguien como él.
Me despido con una solicitud que escribió Joan Manuel Serrat en 1981. A ver si nuestros representantes en esta legislatura, como dice el autor, "se digan tomar medidas para poner coto a tales desmanes".


Publicar un comentario