Portada

Portada

viernes, 24 de agosto de 2012

Intento de Pucherazo del PP en el ADR de la Alpujarra


La Asociación para el Desarrollo Rural de la Alpujarra es una Organización sin ánimo de lucro, integrada por organismos públicos y privados de la comarca y cuyo fín es, como su propio nombre indica, el promover el desarrollo de nuestra comarca de una forma sostenible, para ello cuenta y gestiona los fondos que la Unión Europea destina a este fin. Como digo, está integrada por organismos públicos y privados, Ayuntamientos, Mancomunidad, Cajas de Ahorros, sindicatos,  empresas y asociaciones del territorio. Como no puede ser de otra manera, sus órganos de gobierno, Presidente y Junta Directiva, se eligen de entre sus miembros de forma democrática.

Siendo esto así, en la última asamblea que se eligió su gobierno, se configuró una Junta Directiva representativa de todas las sensibilidades que acoge la asociación en su seno. Se dio cabida a asociaciones empresariales, a asociaciones culturales, a entidades financieras y a instituciones gobernadas por todos los partidos políticos. Se hizo lo que se suele llamar una directiva de integración. La presidencia recayó en la Mancomunidad de Municipios, entonces gobernada por el PSOE, al considerar que este era el Partido mayoritario en la Alpujarra y que la Mancomunidad es la institución más representativa de la misma.

Tras las últimas elecciones municipales, el PSOE sigue siendo el Partido más votado en la Alpujarra Granadina y es el Partido que más Concejales tiene en la comarca, pero el PP ganó con mayoría absoluta en los pueblos mas grandes excepto ORGIVA y privó de representación por esos municipios al PSOE en la Mancomunidad de Municipios. Este fue el caso de Lanjarón, donde, con solo 26 votos de diferencia en las elecciones, el PP no ha permitido que el PSOE tenga un solo representante en la Mancomunidad. En Órgiva, donde el PSOE gobierna sin mayoría absoluta, PP y PA obligaron a la Alcaldesa a darles representación, de tal manera que, gracias a que en cada municipio defiende lo que le conviene, el PP se hizo con la Presidencia de la Mancomunidad y, con ello, cambió la Presidencia de la Asociación para el Desarrollo Rural (ADR), nombrando, en un inmoral cambalache de cromos, a un Concejal del PA como Presidente, cuando el PA solo tiene dos Concejales en toda la comarca. Una institución de la importancia del ADR está presidida por un Concejal de un partido que solo tiene representación en un municipio y de manera muy minoritaria.

Llegado el final de mandato de los cargos directivos del ADR, toca celebrar nuevas elecciones y elegir nueva Junta Directiva y Presidente. El PP, que sabe que ha accedido a la presidencia de forma ilegítima y que sabe que ha roto el pacto de integración por el que se ha gobernado siempre esta institución, comienza a realizar sus típicas maniobras para acomodar la situación a su particular concepto de democracia.

La primera jugada fue inscribir, el último día a última hora, cuando se cerraba el censo que habría de servir de base para las elecciones, a 22 asociaciones. Esta maniobra tiene características que es interesante que se conozcan.
  • Un buen número de estas asociaciones tienen domicilio social en el mismo inmueble, el de una conocida gestoría de ORGIVA, a todas ellas las representa la misma persona.
  •  En nuestro pueblo las solicitudes también son curiosas:
    • Varias asociaciones creadas por el PP desde que llegó a la Alcaldía y presididas por destacados militantes del PP.
    • Alguna Asociación deportiva de la que fue fundador el propio Alcalde con nombre de día de la semana.
    • Alguna que lleva toda la vida entre nosotros, caso de la Comunidad de Regantes, y que no se han acercado en la vida al ADR ni a dar una razón.
    • Alguna otra, sin significación política, aunque sí la tiene su Presidente, a la que se le dice que lo que están firmando es para pedir unas subvenciones, cuando lo que se está haciendo, realmente, es solicitar una inscripción para utilizar su voto a favor de un partido político y en contra de otro. En cuanto algún socio pida que le enseñen la solicitud de la subvención les desmonta la mentira, pero a ellos eso no les importa, les importa el voto, ganar las elecciones y trapichear con el poder. Si luego les dicen mentirosos…… ande yo caliente, ríase la gente.
  • Otra nota curiosa de estas solicitudes de nuevos socios es que todas, absolutamente todas, las políticas, las apolíticas, las de la gestoría, las de Lanjarón, las de Órgiva, las medioambientales y las lucrativas, todas, como digo, todas, son registradas a la vez sin que se vea ese día en la sede del ADR a ninguno de sus representantes. ¿Quién las entregó?

Cuando se celebra la Junta Directiva que ha de resolver la admisión de estos nuevos socios, ante tanta evidencia de que aquí hay algo raro, se toma la decisión salomónica, prevista en los estatutos de la asociación, de permitirles la entrada pero a los sesenta días de la solicitud, o sea, después de celebradas las elecciones. Si estas asociaciones de verdad están interesadas en pertenecer a la Asociación, si estas asociaciones están tan interesadas en participar, si no se busca con ello influir en el resultado electoral, no habrá inconveniente en incorporarse después de las elecciones y empezar su andadura con la nueva etapa. Se decide, por tanto, que formarán parte tras las elecciones y se decide, por mayoría absoluta de los directivos, convocar las elecciones según los plazos previstos estatutariamente. (Cuando esto sucede, nuestro Alcalde les dice a los apolíticos que los socialistas han votado en contra de que les den la subvención, ¿será caradura?)

Ante esta situación, ante la evidencia de que el pucherazo se ha truncado, el PP ordena a su aliado del PA, al que puso de Presidente pero que no representa a nadie, que incumpla el mandato de la Junta Directiva, que se salte a la torera lo establecido en los estatutos y que no firme la convocatoria de las elecciones, de tal manera que el PSOE, o cualquier socio que quiera que esta Asociación siga funcionando por los cauces de la normalidad democrática, tenga que irse al juzgado para que sea un juez quien convoque las elecciones y así conseguir que hayan pasado los sesenta días de plazo para la admisión de los nuevos socios y con ello ganar unas elecciones que las personas que pertenecen, que se implican y que trabajan en la Asociación desde hace muchos años, no quieren que ganen.

Y en  eso estamos, en que los jueces convoquen las elecciones.

El PP, como veis sigue teniendo el concepto de la democracia que tenía el Partido Conservador de Cánovas o Antonio Maura en la época de Alfonso XII y Alfonso XIII, el mismo que han tenido siempre en Lanjarón y que, desgraciadamente, tan buenos resultados les da.

Publicar un comentario