Portada

Portada

domingo, 7 de noviembre de 2010

Lanjarón y participación política: un divorcio que dura demasiado

Tengo que confesaros que esta tarde me resulta dificil escribir. Acabo de terminar de leer la entrevista que publica el diario El País a Felipe González y, sinceramente, de diez. Abajo os pondré el enlace, merece la pena, sobre todo, lo que habla del presente. Al principio habla del pasado, incluso de su infancia, pero, lo verdaderamente importante está al final, conceptos como los de empleo, empleabilidad, emprendedor, utilizados por Felipe, adquieren una dimensión que nos dibuja lo que ha de ser nuestro futuro. Su visión de la globalidad es, sin ningún género de dudas, clarividente.

Me había propuesto hablaros en este post sobre la participación política en Lanjarón. Llevo días reflexionando sobre el tema por tres motivos fundamentalmente, el primero tiene que ver con el presente, se aproximan las elecciones locales, el segundo tiene que ver con el pasado, la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica está elaborando un trabajo sobre la época de la República y la Guerra Civil en nuestro pueblo y he tenido acceso a datos y relatos que, quieras que no, dan mucho que pensar; el tercero se relaciona de forma directa con nuestro futuro, la creación de las Juventudes Socialistas de Lanjarón.

Deberíamos estar de acuerdo en que los pueblos necesitan de la participación, no solo en política, sino en todos los ámbitos. Los pueblos necesitan de gente que gestione asociaciones que promuevan actividades de interés general, como la cultura, el deporte; que gestionen los derechos e inquietudes de colectivos como mujeres, jóvenes, trabajadores, empresarios, etc… Los pueblos necesitan participación política, alguien tiene que gestionar los intereses colectivos, alguien tiene que solucionar los problemas que nos afectan a todos, alguien tiene que ser capaz de tener en la cabeza como le gustaría que fuera su pueblo dentro de veinte años y querer trabajar por él. Deberíamos estar de acuerdo, además, en que estas personas deberían ser las mejores. Sin embargo, este pueblo nuestro se muestra reacio a la participación, este pueblo nuestro no suele mirar con muy buenos ojos al que se pone al frente de algo y, todo aquel que da un paso al frente, al mas  o menos tiempo, termina diciendo “a mí, que no me busquen”.

Ya hay ejemplos de Asociaciones y de Comunidades de Vecinos  que son gestionadas por vecinos de Lanjarón que no tienen sus raíces aquí. A mí esto no me parece mal, al contrario, me parece estupendo, significa que somos un pueblo acogedor, que quien viene a vivir con nosotros se integra fácil, significa que quien viene a vivir con nosotros se preocupa por lo que pasa en nuestro pueblo y le motiva trabajar por él. Lo que no me parece tan bien es que los que sí tienen sus raíces aquí, rara vez estén dispuestos a dar un paso al frente.

Pero esto no es casual, esto tiene causas, tiene origen. En la Segunda República Lanjarón fue un pueblo muy activo sindical y políticamente, un pueblo participativo. El resultado de ello fue demoledor, brutal, más de doscientas ejecuciones. Más de doscientas personas perdieron su vida, muchos por ser de izquierdas, otros muchos por ser amigos de los de izquierdas, muchísimos por ser familia de los de izquierdas. Imaginaros, en un pueblo como este, el miedo que se siembra si desaparecen, en un corto espacio de tiempo, mas de doscientos de sus vecinos y a los familiares y amigos que se les permite vivir, se les obliga a hacerlo con vergüenza, con sentimiento de culpabilidad y humillados permanentemente. Para muchas de estas personas, la emigración de los años cincuenta y sesenta fue una válvula de escape imprescindible.

A la generación de nuestros abuelos se les enseñó con sangre que quien participa en política lo paga, y, creedme, no de cualquier manera. Además se les prohibió que hablaran de lo que había ocurrido. Así, aquella generación enseñó a sus hijos a no participar en política, que era malo, que era anuncio de desgracias, pero, como no les podían explicar por qué, esa conducta devino en forma de vida, en actitud vital que también se transmite a siguientes generaciones. Bajo mi punto de vista, cuando conozcamos las causas de este mal, será cuando lo empezaremos a superar. Mientras tanto, somos un pueblo, permitidme que así lo diga, amputado, donde no todos damos por él lo que somos capaces, donde mucha de nuestra inteligencia, de nuestra capacidad de trabajo, de nuestra ilusión, de nuestra imaginación para soñar cosas nuevas, se desperdicia.

A todo lo anterior, alguien me puede decir que, en la actualidad, en todo occidente, hay una gran desafección a la política. Es cierto, no lo obvio, sobre ello ya doy unas pinceladas en "Entrevista" pero creo que en el ADN de nuestro pueblo está lo que expreso en los párrafos precedentes.

En estos días una generación nueva, posterior ya a la mía y a la de muchos de los que leéis este blog, ha decidido dar un paso al frente, han decidido apostar por su pueblo poniendo su trabajo, su esfuerzo y su ilusión en ello. Han decidido vivir plenamente la democracia, hablar, dialogar, presentar propuestas, votar, quieren participar y lo hacen a través de las Juventudes Socialistas. Los miro y sé que lo que viene es bueno, los miro y sé que merece la pena trabajar, los miro y el futuro se pone al alcance de la mano. Quiero aprovechar para darles todo mi ánimo, para ponerme a su disposición en todo lo que necesiten. Que sepan, que si mi experiencia les sirve de algo, aquí la tienen, y que, si no, al igual que yo lo tuve en su momento, ellos también tienen el derecho a equivocarse por sí mismos.

Son jóvenes, tienen ganas, están sumamente preparados y son, no lo dudéis, vuestros gobernantes del futuro. Mucho ánimo.

Esta semana he decidido cambiar las imágenes del apartado “excursiones”, os regalo unas cuentas de un extenso reportaje que realicé en una excursión realizada a Peñón Colorao, previo paso por El Caballo, junto a mis compañeros de la Asociación La Tormenta, a los que, todo sea dicho, tengo algo abandonados últimamente. Espero que os gusten.

También incluyo un nuevo apartado con el Pregón de la Tostaera del que es autor, quien si no, Paco Luís. Hay que convencerlo de que se haga un blog propio. Lo que escribe no tiene desperdicio.

Asimismo he agregado dos nuevos enlaces a blogs, al de las Juventudes Socialistas de Lanjarón y al de La Locura de una familia Cofrade del que son autores mis vecinos de toda la vida Sonia y Antonio Miguel. Enhorabuena a unos y a otros, vuestro trabajo, aunque en ámbitos distintos, redundará, seguro, en un mejor Lanjarón para todos.

Debajo de estas líneas tenéis el enlace a la entrevista a Felipe González y un vídeo donde Sebastián Perez, el Presidente del PP de la provincia de Granada, da instrucciones a sus súbditos de Maracena sobre la estrategia a desarrollar para ganar las elecciones. Se resume en tres ideas, machacar al alcalde, todo, aunque sea mentira, a la fiscalía y trillar la ciudad, aunque con ello la destrocen. Como supongo que darán las mismas instrucciones en todas partes, habrá que estar preparados.

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Tuve/decidir/volaba/cupula/ETA/Dije/hice/correcto/elpepuesp/20101107elpdmgrep_2/Tes



Publicar un comentario