Portada

Portada

martes, 30 de abril de 2013

Eric el denunciador que se negaba a sí mismo y utilizaba a los demás.


Estimados vecinos y amigos, nuestro Alcalde comenzó su mandato diciendo que esperaba una legislatura sin denuncias, se ve que no dijo la frase completa, parece que lo que quería decir, y no dijo, es que quería una legislatura sin denuncias contra él, porque él, nada más que contra mí, ya lleva diez, y sin vísperas de parar.

A estas horas, nuestro Alcalde da una rueda de prensa en la que anuncia que el fiscal ve indicios de delito en una de las denuncias que me ha puesto. (Llevaron al juzgado ocho expedientes administrativos y me hicieron diez acusaciones, hoy solo le queda una en pié) Saca pecho de una denuncia a sabiendas de que es falsa, a sabiendas de que jamás he hecho nada, ni tomado ninguna decisión como Alcalde para favorecer a nadie que no sea el pueblo de Lanjarón, su Ayuntamiento y sus vecinos. Me puedo haber equivocado, haber tomado mejores o peores decisiones, mas caras o mas baratas, mas eficaces o menos, pero todas, absolutamente todas, tuvieron como guía el interés general de este pueblo. Jamás tomé una decisión buscando ningún beneficio particular, ni propio, ni de ninguna otra persona. Para nada el alquiler del camión costó 168.000 euros y los pagos del Equipamiento del Centro Infantil los ha hecho todos el actual Equipo de Gobierno.

Eric Escobedo y el Partido Popular, en lugar de sacar pecho porque han logrado engañar al fiscal en una de las diez acusaciones que hicieron, deberían pedir disculpas por las otras nueve acusaciones realizadas contra mi por ellos y de las que he demostrado mi inocencia. Pero claro, para ellos, lo único importante es hacer daño, mucho daño, todo el que puedan y más, en eso están. Por ello, han puesto en marcha, desde antes de llegar al gobierno municipal, una cacería contra mi persona y mi familia, poniendo en marcha una espiral de odio de la que han sido víctimas mi hermano, que recibió una paliza de parte de amigos del Alcalde y con apoyo de él, y mis hijos, niños de siete y tres años que han sido espiados y fotografiados en la escuela y en sus actividades deportivas, con comentarios incluidos del Alcalde en las redes sociales. Una cacería que, como he dicho muchas veces, no se detiene ante nada, ni ante nadie, una cacería sin escrúpulos y carente de toda moral.

Como todos sabéis, con todo esto, el PP pretende vengarse de mí por haber destapado una trama de fraude electoral, empadronamientos falsos y pelotazos urbanísticos, por los que va ser juzgado próximamente el anterior Alcalde del PP. (Leed el documento que hay en este enlace)

El señor Alcalde lo que tiene que hacer es dejar de utilizarme como chivo expiatorio con el que generar cortinas de humo y tapar su nula gestión al frente de Lanjarón. Lo que tiene que hacer el Alcalde es solucionar los problemas de los vecinos de Lanjarón y dejar de crispar la convivencia en el pueblo. Que termine, de una vez, y ponga en servicio el Centro de Día para nuestros mayores y personas dependientes, que genere proyectos de formación y empleo para los mas de quinientos desempleados que hay en la localidad, que trabaje por la construcción del Polígono Industrial para que nuestras empresas sean mas competitivas, que rescate del abandono y la ruina al Museo del Agua, que se ocupe de agilizar el arreglo de las acequias que se han roto con las últimas lluvias y que tienen a mas de la mitad de nuestros agricultores sin regadío de cara al verano. Que me deje en paz  y, sobre todo, que deje en paz a mi familia.

Foto desdesprendimiento que ha destrozado las Acequias
Nueva, Montalban y Acecarta en Lanjarón
Por último, no quiero despedirme de vosotros sin reiterar de forma rotunda mi inocencia, sin reiterar mi confianza en la justicia y mi disposición a colaborar con ella para aclarar, como siempre he hecho, tanto este tema, como todos los referentes a mi gestión como Alcalde en la legislatura anterior. No tengo nada que esconder, no tengo nada que ocultar.

Asimismo, quiero agradecer, una vez mas, y ya he perdido la cuenta, las múltiples muestras de apoyo y cariño de tantos y tantos vecinos de Lanjarón de todas las ideologías políticas y de ninguna, de tantas buenas personas que no han dudado un solo segundo de mí, de tanta buena gente que ama a este pueblo y que sufre cuando ve a un Alcalde que saca matrícula de honor en hacer daño a los demás pero que no ha resuelto aun un solo problema a sus vecinos. Un Alcalde que no quiere ni a Lanjarón, ni a sus gentes, solo quiere su sueldo, su egolatría infantil, y hacer venganza, y con ella daño, en nombre de sus amigos.

Fijaros lo último que ha hecho, utilizar a las asociaciones de Lanjarón para poner una denuncia al ADR Alpujarra. He hablado con algún representante de alguna de estas asociaciones y me dice que ellos no han denunciado nada, que ellos no han llevado nada al juzgado que esto son, literalmente, “las cosas de Eric”. Pues así nos va. A mí, desde luego ni me van a callar, ni me van a cambiar.

Un abrazo y gracias a todos.


Denuncia que ha puesto Eric Escobedo utilizando
a  Asociaciones de Lanjarón para dar un pucherazo en el ADR Alpujarra

Publicar un comentario