Portada

Portada

martes, 1 de noviembre de 2011

Primer Pleno Ordinario, El Alcalde ante sí mismo

Como todos sabréis, ayer tuvimos el primer Pleno Ordinario de la legislatura, el primero en el que podíamos hacer preguntas al Alcalde.
Sobre el desarrollo del Pleno y los acuerdos adoptados en él, os podéis informar ampliamente en el blog de Juventudes Socialistas. 


Así mismo, en los siguientes enlaces, podéis leer las intervenciones del Grupo Municipal del PSOE en cada uno de los puntos del orden del día. Os recomiendo, sobre todo, que leáis las preguntas que hicimos.



Ahora, me voy a detener en varios detalles que, unidos al desalojo de las cámaras de TeleLanjarón la semana pasada del Pleno extraordinario, creo que nos dibujan una imagen, podíamos decir que del Alcalde ante sí mismo.

Cuando el público le interpela, antes o después del Pleno, sin insultarlo, ni faltarle el respeto, eso sí, con actitud exigente, el Alcalde lejos de explicar sus argumentos, lejos de entablar una conversación con quien le pide explicaciones, amenaza con desalojar el salón de Plenos. Me guardo el calificativo que les dio a esas personas cuando me dijo: “Mariano calla a….”, queda entre él y yo. La expresión lo retrata, lo retrata por la actitud, por el insulto, y por pensar que yo, por ser portavoz de un partido, puedo cercenar la libertad de expresión de alguien que se dirige a él con la única intención de pedirle explicaciones.

Nos dice el Alcalde que han ahorrado desde que gobiernan quinientos euros en móviles mensuales. El Alcalde debería saber que los Concejales del PSOE tenían sus ocupaciones laborales fuera del Ayuntamiento, ninguno cobraba de él, esta era la causa de que para sus gestiones necesitaran más del móvil que los actuales del PP, que al cobrar todos del Ayuntamiento, al estar liberados por este, pasan toda la mañana en él, utilizando para su gestiones los teléfonos fijos de las oficinas municipales. Además, los quinientos euros de ahorro en móviles no son mucho al lado de los 106.000 euros que cobra el Equipo de Gobierno del PP y que el del PSOE no cobraba.

Unas semanas antes de abandonar el Gobierno, el teléfono móvil de un Concejal del PSOE sufre un accidente, teléfono que la compañía da gratuitamente al contratar con ella. El Concejal lo devuelve roto y el Alcalde en este Pleno le dice que debía de haber pagado uno nuevo. Se da la circunstancia de que la rotura es un accidente, que el teléfono no le costó nada al Ayuntamiento, que este Concejal ha estado tres años desempleado y trabajando para el Ayuntamiento sin cobrar salario, solo asistencias a Plenos y Comisiones. ¿Se puede caer más bajo?

Como el señor Alcalde me dijo que me leía, aprovecharé para decirle que el PSOE, al dejar el Gobierno municipal, devolvió todos los terminales telefónicos y las líneas correspondientes. En 2007, el Alcalde y los Concejales del PP salientes se llevaron los móviles y las líneas, y estuvieron llamando con cargo al Ayuntamiento hasta que nos llegaron las facturas, nos dimos cuenta de lo que estaban haciendo y le dimos orden a la compañía de que les cortaran la línea. Casi nada.

Otro detalle de cómo es nuestro Alcalde, es el hecho de que para el punto en el que se tenía que aprobar el pago de una factura, no me dieron fotocopia del documento original, sino de un presupuesto sin validez, para que a la hora del debate jugara en clara desventaja. Asimismo, cuando le reprochamos que si ya se habían gastado, por parte del anterior Equipo de Gobierno 52.000 euros de los 95.000 de subvención con los que se contaba para equipar el Centro Infantil, como volvía él a contratar los 95.000 completos. Nos dice que él desconocía la factura de lo gastado por el PSOE. Pues bien, resulta que la factura oficial, la que él tenía y no nos dio a nosotros, entró en el Ayuntamiento el 28 de Julio y él abrió el concurso en el que decidió gastarse de nuevo los 95.000 euros, el 21 de septiembre. El Alcalde, una vez más, mintió y lo hizo a sabiendas. Además, votaron en contra de pagar la factura, estando todos los materiales servidos e instalados en el Centro Infantil, con lo que obligan a la empresa a que reclame ese dinero judicialmente. Conclusión, el equipamiento del Centro Infantil nos iba a costar 95.000 euros subvencionados al 100% por la Junta de Andalucía. Ahora nos va a costar, a todos los vecinos de Lanjarón, 147.000 euros, de los cuales 52.000 no están subvencionados, además, la empresa a los que se le deben estos 52.000 los va a reclamar en vía judicial, lo que tendrá como consecuencia, según palabras del Secretario del Ayuntamiento, que nos va costar pagarles las costas judiciales y los intereses de demora. Así que ya pueden seguir ahorrando en móvil para compensar el gasto que han generado con esta actuación.

Un abrazo. Disfrutad del otoño.



Publicar un comentario