Portada

Portada

domingo, 12 de mayo de 2013

Hijos de la Educación Pública


El viernes por la tarde celebramos en la sede del PSOE de Lanjarón un Foro sobre educación en el que contamos con la asistencia de Ana Gámez Tapia, Delegada de Educación y Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, José Antonio Pérez Tapias, Profesor de la Universidad de Granada y Secretario de Ideas y Programas del PSOE en nuestra Provincia; también estuvo con nosotros Inma Lopez Calahorro, Profesora de Instituto que vino en representación de la Organización Sectorial de la Educación del PSOE de Granada y Lidia Rivas, vecina de Lanjarón, representante de las asociaciones de madres y padres de alumnos de nuestro pueblo.

Creo que varias son las ideas que se sacaron en claro de este foro. En primer lugar la ciudadanía está preocupada por la reforma que quiere llevar a cabo el Partido Popular en nuestro sistema educativo, de ahí que la sala estuviera a rebosar.

Segundo: La Junta de Andalucía está haciendo un enorme esfuerzo por mantener el nivel de igualdad de la educación para todos los niños Andaluces. La Junta de Andalucía, dentro de las limitaciones presupuestarias impuestas por el Gobierno Central, está manteniendo todos y cada uno de los programas que permiten a todos los andaluces y andaluzas contar con igualdad de oportunidades. En Andalucía no se ha cerrado un solo colegio rural como sí ha pasado en las autonomías gobernadas por el PP, el caso mas claro es Castilla La Mancha, donde Dolores de Cospedal ha convertido a los niños y niñas nacidos en el medio rural en ciudadanos de segunda división. En ese mismo sentido, en Andalucía no se ha suprimido ni una línea de transporte escolar, en las comunidades del PP sí. La Junta de Andalucía sigue adelante con los planes de refuerzo y, como decía más arriba, dentro de las limitaciones impuestas por Mariano Rajoy, sigue adelante con una política de BECAS de las que un exponente claro son el programa BECA 6.000 que proporciona 400 euros mensuales a alumnos con especiales dificultades económicas. Asimismo l Junta de Andalucía sigue mejorando nuestros centros educativos a través del Plan OLA.

La Delegada aprovechó la visita a nuestro pueblo
para conocer los recursos didácticos del Museo de la Miel
Tercero: La ley Wert, la denominada LOMCE, no cuenta con apoyo dentro de ninguno de los sectores de la comunidad educativa, no la apoyan ni los docentes, ni los padres, ni los estudiantes. Asimismo, no hay un solo partido del arco parlamentario, excepción hecha del PP, que esté de acuerdo con esta reforma. (La anterior la apoyaron todos menos el PP)

Cuarto: Con esta ley el Partido Popular vuelve a intentar segregar a los alumnos, dándoles diferentes niveles de oportunidades, haciendo que, desde edades muy tempranas, queden divididos entre los de élite y los que no podrán llegar a los más altos niveles. Esta medida, que la derecha enmascara con el argumento de que no todos los niños tienen iguales potencialidades y que por tanto hay que adaptar la educación para que cada uno desarrolle su “particular potencial”, es toda una falacia. Todos nacemos distintos, es cierto, pero es nuestro desarrollo dentro de la sociedad el que nos marca, es el catálogo de posibilidades que nos ofrece la vida el que nos hace crecer de una determinada manera. Evidentemente, dos niños con iguales niveles de inteligencia, nacidos en estratos sociales diferentes, con diferentes recursos económicos, no alcanzarán las mismas metas. La diferencias de talento son mas consecuencia de las diferencias de cuna que de diferencias naturales. Ningún niño nace siendo médico, ingeniero, investigador, informático o futbolista. Ningún niño, por muy dotado que nazca para la pintura, será nunca pintor si nadie le da un pincel, un lienzo y colores y le anima y enseña a utilizarlos. Por tanto, es una farsa el que haya que darles diferentes itinerarios formativos a los niños desde edades tempranas. Lo que hay que dar a los niños es oportunidades, lo que hay que hacer es reforzar las escuelas de aquellos lugares donde hay mayores dificultades económicas para que estas no sean un obstáculo a la hora de que los chavales estudien. Lo que hay que hacer es apoyar, con becas, con libros de texto gratuitos, con transporte público, con medios tecnológicos, con profesores de refuerzo a aquellos sectores de población con mayores dificultades.

Hay que trabajar por la igualdad de oportunidades, por dos motivos esenciales:

Primero: Porque todos los seres humanos, al nacer, han de tener la oportunidad de desarrollarse como personas, porque todos tenemos derecho a que la sociedad nos brinde la oportunidad de poder aprender aquello a lo que nos queremos dedicar. Porque, aparte de formar profesionales, la educación es el ámbito donde se han de formar ciudadanos libres, conscientes y responsables, en eso todos debemos ser iguales.

Segundo: Por rentabilidad para el país. Nadie nos garantiza que los mejores médicos, los mejores ingenieros, los mejores economistas vayan a nacer de las familias más pudientes. Nadie nos garantiza que un niño de los que ha sido afectado por los recortes de Cospedal a la escuela rural de Castilla La Mancha, no es potencialmente el mejor investigador del futuro en la lucha contra el cáncer. Privar a la mayoría de la sociedad de oportunidades de formación, es privar a la sociedad en su conjunto de recoger los frutos de la misma.

Muchos de los que estábamos en el foro del viernes somos los primeros en la historia de nuestras respectivas familias que hemos podido acceder a estudios universitarios, muchos de los que nos reunimos en la tarde del viernes en la sede del PSOE de Lanjarón, no seríamos lo que somos sin haber tenido acceso a la educación pública, muchos no podríamos haber hecho nuestras carreras sin una política de becas que nos daba los recursos económicos que necesitábamos y que, desgraciadamente, nuestras familias no podían darnos.

Gracias a la educación pública, gracias a las becas, muchos hombres y mujeres de este país han podido cambiar las cartas que les querían dar marcadas para el resto de su vida el día de su nacimiento. No nos podemos resignar a perder eso.

No nos vamos a resignar a ser la primera generación que le deja como herencia a sus hijos menos oportunidades de las que hemos gozado nosotros, no nos vamos a resignar a que nuestros hijos vayan a peores colegios de los que hemos tenido nosotros, no nos vamos a resignar a que el origen social de una persona vuelva a marcar su destino de forma definitiva. Vamos a luchar con la voz y la palabra, con la ley y la conciencia, con la razón y la libertad, para que todos los niños y niñas nacidos en este país puedan hacer de sus vidas aquello que les guste y quieran, para que todos los niños y niñas de este país desarrollen lo que su potencial, sus ganas y su esfuerzo les permitan, nazcan en Madrid o en un pequeño pueblo de la Alpujarra, nazcan en Recogidas o Almanjayar, incluso nazcan con padres responsables o irresponsables, porque nadie tiene que nacer con las cartas marcadas.

Os dejo con unos fragmentos de la película “La lengua de las mariposas” de José Luis Cuerda y protagonizada por Fernando Fernán Gómez, en homenaje a todos aquellos maestros de pueblo que tanto han trabajado por nosotros. Por todos aquellos que dieron su vida porque la educación fuera un derecho para todos. De manera muy especial para mis maestros y profesores, para los del Colegio Público Lucena Rivas, para los del Instituto de Bachillerato Alpujarra y, como no, para los de la Facultad de Ciencias Políticas  y Sociología de la Universidad de Granada.

Un abrazo.






Publicar un comentario